Categories Blog en Español

Deportes en el regreso a clases: Protege tus frenillos con los consejos de la Asociación de Ortodoncistas de Texas

Mientras suena el timbre de la escuela y los estudiantes se preparan para un nuevo ciclo escolar, la emoción del regreso a entrenamientos deportivos también está en pleno apogeo. Desde el fútbol americano y el fútbol soccer, hasta el baloncesto y el voleibol, los jóvenes atletas están ansiosos por saltar al campo, a la cancha y a la pista para demostrar sus habilidades. Sin embargo, para los que llevan frenillos, es esencial tomar precauciones adicionales para garantizar que su tratamiento de ortodoncia siga por buen camino. La Asociación de Ortodoncistas de Texas ofrece valiosos consejos para proteger los frenillos mientras disfrutas de la emoción del deporte.

  1. El plan de juego: Preparándose para la temporada deportiva.

Antes de que tu hijo salga al campo, es esencial tener un plan de juego para proteger sus frenillos. Agenda una consulta con tu ortodoncista para hablar de las necesidades específicas del tratamiento de ortodoncia que está llevando. Esto le ayudará a conocer las zonas vulnerables que requieren atención adicional durante las actividades deportivas.

  1. Protégete: Invierte en un protector bucal

Los protectores bucales son los mejores aliados cuando se practica deporte con ortodoncia. Estos protectores ayudan a amortiguar el impacto y minimizan el riesgo de dañar los frenillos, los labios y las mejillas. Pide a tu ortodoncista que te recomiende un protector bucal adecuado que ofrezca la protección adecuada y que a la vez se adapte a tu tratamiento.

  1. La personalización es la clave: Opta por protectores bucales aptos para ortodoncia

Mientras que los protectores bucales estándar ofrecen cierto nivel de protección, los protectores bucales aptos para ortodoncia están específicamente diseñados para adaptarse cómodamente a los frenillos. Estos protectores bucales personalizados proporcionan una capa adicional de defensa, reduciendo el riesgo de lesiones relacionadas con los frenillos durante las actividades deportivas.

  1. La constancia es crucial: Utiliza un protector bucal en todo momento 

La emoción del juego a veces puede hacer que a tu hijo se le olvide usarlo, pero recuérdale llevarlo siempre puesto, incluso durante los entrenamientos. La constancia asegura que sus frenillos permanezcan protegidos de impactos inesperados, reduciendo la probabilidad de citas de emergencia al ortodoncista.

  1. Hidratar, hidratar, hidratar: Toma agua con el protector bucal

Una hidratación adecuada es esencial durante los deportes, pero tomar agua con un protector bucal puede ser un poco complicado. Anima a tu hijo a tomar pequeños sorbos mientras utiliza su protector bucal para mantenerse hidratado sin comprometer la protección de los frenillos. Recuérdale enjuagar el protector bucal después de cada uso para mantener la higiene.

  1. Permanece al margen en ciertas actividades  

Algunos deportes de alto impacto o actividades con mayor riesgo de contacto sería mejor evitarlas mientras se llevan frenillos. Habla con tu ortodoncista sobre la posibilidad de modificar la participación de tu hijo en deportes específicos durante su tratamiento de ortodoncia para garantizar su seguridad y la integridad de los frenillos.

  1. Actúa con rapidez en caso de lesiones

Los accidentes pueden ocurrir, pero una acción rápida puede marcar la diferencia. Si tu hijo sufre algún impacto en la boca mientras practica deporte, incluso si los frenillos no parecen estar dañados, agenda una cita con tu ortodoncista para una evaluación. Una intervención temprana puede evitar que surjan problemas más adelante.

Consigue una sonrisa ganadora con la Asociación de Ortodoncistas de Texas

A medida que tu joven atleta se embarca en la aventura del regreso a su clase de deportes, la Asociación de Ortodoncistas de Texas está aquí para apoyarles en su viaje hacia una sonrisa ganadora. Siguiendo estos consejos e invirtiendo en protectores bucales aptos para ortodoncia, puedes garantizar que el tratamiento de tu hijo siga su curso mientras destaca en sus deportes favoritos. Recuerda que proteger los frenillos no sólo es una medida de seguridad, sino un paso hacia ¡un futuro seguro y triunfante!

 

“Mientras suena el timbre de la escuela y los estudiantes se preparan para un nuevo ciclo escolar, la emoción del regreso a entrenamientos deportivos también está en pleno apogeo. Desde el fútbol americano y el fútbol soccer, hasta el baloncesto y el voleibol, los jóvenes atletas están ansiosos por saltar al campo, a la cancha […]”

Table of Contents

0 Comments