Categories Blog en Español

Cómo controlar el dolor de los frenillos: 6 consejos y trucos

Invertir en tu sonrisa es una decisión que nunca lamentarás. Un tratamiento de ortodoncia con un especialista te permitirá tener la sonrisa hermosa y saludable que siempre has deseado.

Durante tu tratamiento de ortodoncia, debes asistir a varias citas de seguimiento donde tu especialista en ortodoncia se asegurará de que tus frenillos muevan continuamente tus dientes hacia su posición óptima. Los alambres se pueden reemplazar o ajustar para asegurar que logren una alineación correcta. Estos ajustes pueden causarte molestias temporales a medida que tus dientes se mueven hacia sus nuevas posiciones. Asegúrate de consultar con tu especialista en ortodoncia sobre las formas en las que puedes controlar el dolor y la irritación que pueden surgir con el tratamiento. Pero puedes comenzar con estos consejos rápidos y prácticos para volver a estar cómodo.

  1. Mantén el agua helada y los refrigerios fríos cerca.

Así como el hielo y las compresas frías se usan para calmar los dolores musculares o de las articulaciones de tu cuerpo, beber agua con hielo o comer bocadillos fríos te ayudará a reducir el dolor que puede ocurrir después de cada ajuste de los alambres y de otros procedimientos de ortodoncia. ¡Los helados, las malteadas y los batidos son buenos ejemplos de bocadillos fríos que son amigables con los frenillos y que se pueden disfrutar para ayudarte a aliviar la incomodidad!

  1. Enjuágate con agua tibia con sal

Tus mejillas, labios, lengua y encías pueden irritarse con los nuevos frenillos, cables, accesorios, alineadores y otros aparatos de ortodoncia. Enjuágate la boca con agua tibia con sal durante 60 segundos, esto te ayudará a sentir alivio.

  1. Utiliza cera de ortodoncia

Además del enjuague con agua tibia con sal, usa la cera de ortodoncia que te dio tu especialista para que actúe como una cubierta suave en esas áreas irritadas. La cera ortodóntica es fácil de aplicar y actúa como una barrera física entre la mejilla y los frenillos, permitiendo que las llagas se curen.

  1. Come alimentos más blandos

Si experimentas molestias después de tu cita con el ortodoncista, evita comer alimentos que requieran masticar mucho. En lugar de eso, busca opciones de comida más suave, como yogur, sopa, pasta, puré de papas, batidos o incluso helado.

  1. Toma analgésicos de venta libre

Si el dolor persiste, puedes tomar analgésicos de venta libre para aliviar el dolor. Asegúrate de consultar con tu especialista en ortodoncia sobre las recomendaciones para que tú o tus hijos tomen tanalgésicos.

  1. Sé paciente

Por último, pero no menos importante, sé paciente. La incomodidad que surge de los frenillos se va resolviendo a medida que tus dientes se van adaptando a cada ajuste. Es posible que tu experiencia en la ortodoncia no siempre sea sin dolor, pero valdrá la pena cuando al final logres una sonrisa saludable y bellamente alineada.

Para obtener más consejos sobre cómo aliviar el dolor de los frenillos, consulta a tu especialista de la Asociación de Ortodoncistas de Texas.

 

Tags
“Invertir en tu sonrisa es una decisión que nunca lamentarás. Un tratamiento de ortodoncia con un especialista te permitirá tener la sonrisa hermosa y saludable que siempre has deseado. Durante tu tratamiento de ortodoncia, debes asistir a varias citas de seguimiento donde tu especialista en ortodoncia se asegurará de que tus frenillos muevan continuamente tus […]”

Table of Contents

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *